Encuesta FIP: dos tercios de las mujeres periodistas sufrieron ataques en redes por su género

 
 

Bruselas, 7 de diciembre de 2018 - El 66% de las mujeres periodistas que fueron víctimas de acoso online sufrieron ataques por su género, según los resultados de la encuesta global de la FIP publicados hoy.

Los resultados también revelan que la mitad de estos ataques fueron denunciados y que solo en el 13% de los casos el acosador fue identificado o llevado ante la justicia.

El acoso en redes afecta tanto a mujeres como hombre periodistas. Sin embargo, los resultados iniciales de la encuesta de la FIP mostraron que la violencia online tiene una incidencia enorme en las mujeres periodistas, afectando a casi dos de cada tres de ellas. Esta violencia provoca, entre otros efectos, problemas psicológicos y auto-censura.

Los nuevos datos analizados muestran que, además, los ataques online a las periodistas se basan principalmente en su género –insultos sexistas, humillación por su apariencia física, amenazas de violación entre otros ataques de género- mientras que en el caso de los hombres esto no ocurre.

El 48 % de las encuestadas afirmaron haber recibido insultos sexistas y el 46 % dijeron que sufrieron comentarios de desprecio a su trabajo por su género. Además, el 22% de las periodistas recibieron imágenes obscenas de parte de terceros y un 14% sufrieron amenazas de violación.

Myriam Leroy, una periodista freelance belga explicó a la FIP su caso. “Recibí miles de insultos y amenazas de violación y cientos de amenazas de muerte. Todas ellas, siempre, tenían una connotación sexual”, manifestó.

Otra de las conclusiones alarmantes de la encuesta es que la gran mayoría de estos ataques quedaron impunes. Solo la mitad de las víctimas llegó a denunciarlo (53%) a la dirección de su medio de comunicación, sindicato o policía, y en 2 de cada 3 de estos casos no pasó nada.

“Muchísimas mujeres me escriben contándome que han abandonado Twitter u otras redes sociales después de recibir ataques. Se sienten indefensas allí”, dijo Alexandra Pascalidou en uno de nuestros testimonios, una afirmación avalada por la encuesta.

El 75% de las periodistas que sufrieron acoso en redes y que no lo denunciaron no lo hicieron porque no creyeron que denunciar fuera a cambiar la situación, mientras que el 23% no querían que el acoso afectara a su trabajo. Es preocupante que las periodistas se acostumbren a lidiar solas con el acoso online y que asuman estas situaciones como “normales”.

Uno de los principales objetivos de los acosadores en línea es silenciar a las periodistas. Muchas mujeres que se enfrentan a este tipo de situaciones recurren a la autocensura como solución.

Laura Crespo, una joven periodista española sufrió acoso continuo por parte de un individuo que no quería que informara sobre fútbol femenino. Un caso similar es el de Noelia Díaz, una periodista paraguaya, que sufre actualmente acoso por publicar sobre feminismo. Ambas continuaron con su trabajo pese a las amenazas.

Desafortunadamente, no todas las periodistas lo hacen. El 38% de las periodistas encuestadas que sufrieron acoso online admitieron haberse autocensurado. Por tanto, este no es solo un problema que afecte a las víctimas sino a toda la sociedad: el derecho fundamental a la libre información está en peligro cuando las/os periodistas se autocensuran.  

Al mismo tiempo, la violencia online también tiene un impacto psicológico. La mayoría de las víctimas encuestadas dijeron haber tenido problemas psicológicos tales como miedo, ansiedad o estrés (63%). La periodista belga Florence Hainaut nos relató cómo es este miedo. “El chico era cada vez más peligroso, estaba asustada. En aquel momento, me levantaba  a las dos y media de la mañana para ir a trabajar. Durante semanas, solo salía de mi casa con un cuchillo encima”.
               

El secretario general de la FIP, Anthony Bellanger, dijo: “Las redes sociales deben ser un espacio donde todos/as los/as periodistas puedan expresar su opinión y trabajo de forma libre y sin miedo. Exigimos que se apliquen las leyes, y que éstas se adapten a la era digital cuando sea necesario para defender a las víctimas de acoso online y hacer justicia con los acosadores. Exigimos que los empleadores se tomen en serio las denuncias y que establezcan procedimientos adecuados para facilitar la denuncia de estos casos y que actúen para poner fin al acoso”.

La copresidenta del Consejo de Género de la FIP, Mindy Ran, ha añadido: “Estos testimonios son claros ejemplos de abuso de poder, violación de derechos fundamentales y ataque a la libertad de prensa. El acoso generalizado a mujeres periodistas y la seriedad de estas amenazas son hechos inaceptables que deben ser atajadas para acabar con la impunidad general de estos crímenes”.

Lea más sobre la campaña.

 


search
Copyright ©2019 periodistascompostela.gal - Design by www.zanwenga.com
f t g m

Reporteros sin fronteras