Informe FIP: Múltiples agresiones a periodistas durante las protestas en Barcelona

Bruselas, 4 de febrero de 2020. - La Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha publicado hoy su informe anual sobre todos los asesinatos de periodistas y en el que se detallan 49 muertes en todo el mundo. La FIP ha reiterado su llamamiento a los gobiernos para que se comprometan a luchar contra la impunidad de los crímenes contra periodistas y trabajadores de medios de comunicación y que las empresas formen a sus trabajadores en materia de seguridad y proporcionen pólizas de seguro y equipamiento.

El pasado 31 de diciembre de 2019, la FIP publicó la lista de trabajadores/as de medios asesinados/as mientras hacían su trabajo. Esta lista recoge un total de 49 periodistas asesinados/as en 2019, tres de ellas mujeres. Se trata de la mitad de muertes que en años anteriores.

En el informe publicado hoy, se analiza la situación de los/as periodistas a nivel regional y se detallan las circunstancias de las 49 muertes recogidas en la lista. América Latina es la región con mayor número de muertes (19) seguida por Asia y el Pacífico (12) y África (9), Oriente Medio y el mundo árabe (8) y Europa (2).

Estos datos arrojan dos conclusiones fundamentales. La primera, que las amenazas, la persecución, encarcelamiento y el asesinato de periodistas no solo tienen lugar en países en guerra o zonas de conflicto. La segunda, que las víctimas de estos ataques son, en su mayoría, periodistas locales, que se ven amenazados por investigar e informar sobre abusos de poder, corrupción y crimen organizado.

En el caso de América Latina y el Caribe, el año 2019 estuvo marcado por la continua violencia contra periodistas y los trabajadores/as de los medios de comunicación, con 18 muertes confirmadas, es decir, el 37% del total mundial. Se produjeron asesinatos de periodistas en Brasil (2), Colombia (1), Haití (2), Honduras (3) y México (10).

México, por tanto, sigue siendo el país más peligroso de la región y del mundo para ejercer el periodismo. La profesión está amenazada en gran medida por los cárteles del crimen organizado y la debilidad de un poder político incapaz de atajar la violencia y hacer justicia con los asesinos. Esto se suma a los temores que persisten para los próximos años. También resultan alarmantes las docenas de casos de asesinatos de periodistas que siguen sin ser investigados y resueltos por las autoridades mexicanas.

Por su parte, la región de Asia y el Pacífico ha visto un fuerte descenso en el número de muertes, pasando de 32 en 2018 a 12 2019. La FIP ha registrado asesinatos de periodistas en Afganistán (5), India (1), Pakistán (4) y Filipinas (2). Sin embargo, la violencia contra periodistas sigue siendo sistemática, con amenazas constantes a la prensa, la falta de respuesta de la policía, falta de investigación e impunidad de los ataques. Este clima de violencia contribuye a alimentar la sensación de inseguridad entre nuestros/as compañeros/as en la región.

8 periodistas fueron atacados directamente de disparos por arma de fuego. Este fue el caso de Mirza Waseem Baig, un periodista de la región Punjab en Pakistán, que fue tiroteado por tres pistoleros en la puerta de su casa.

La situación en África es ciertamente similar, ya que en 2019 se registraron nueve asesinatos de periodistas: República Democrática del Congo (1), Ghana (1), Nigeria (1), Chad (1), Somalia (3), Libia (1) y Zambia (1). Somalia vuelve a ser el país más peligroso para la profesión del continente, con dos periodistas asesinados en un atentado con explosivos ejecutado por militantes islamistas de Al-Shabaab y un tercer muerto en un ataque a una base militar en la región de Shabelle. 

Por otro lado, en el Oriente Medio y el mundo árabe registró por segundo año consecutivo una disminución del número de asesinatos, pasando de 20 muertes en 2018 y 25 en 2017 a 8 en 2019. La FIP ha registrado asesinatos en Iraq (1), Siria (5) y Yemen (2). A pesar de la reducción de asesinatos en esta región, la situación sigue siendo crítica, ya que miles de periodistas se han visto obligados/as a huir de su país a causa de sus reportajes y trabajos periodísticos. Durante más de 10 años, la FIP ha estado organizando cursos en materia de seguridad para sus afiliados/as en la región.

En Europa, dos periodistas fueron asesinados en 2019: Lyra McKee, tiroteada mientras cubría unas protestas violentas en Derry, Irlanda del Norte, y Vadym Komarov, asesinado en el centro de Cherkassy, Ucrania, por un grupo de atacantes todavía sin identificar. La Plataforma del Consejo de Europa para la Protección y la Seguridad de los Periodistas, de la que la FIP es miembro y colaboradora habitual, también registró 38 casos de impunidad en Europa en 2019, incluidos 14 asesinatos y desapariciones de periodistas serbios, kosovares y albaneses.

Desde el lanzamiento del informe de la lista de asesinatos de la FIP en 1990, la federación ha registrado 2.530 muertes de periodistas.

La FIP sigue luchando para acabar con la impunidad de los crímenes contra periodistas, exigiendo que los gobiernos asuman su responsabilidad por todos los casos que siguen sin resolver y siguiendo su campaña para conseguir una Convención Internacional para la Protección y Seguridad de los Periodistas. También celebra con satisfacción la condena a finales de 2019 en Filipinas de quienes ordenaron la masacre de 32 periodistas en Maguindánao el 23 de noviembre de 2009. Un acto de justicia y reparación que debe servir como ejemplo en el resto del mundo.

Descarga e imprime el informe


search
Copyright ©2020 periodistascompostela.gal - Design by www.zanwenga.com
f t g m

Reporteros sin fronteras