La FAPE apoya a la APSC en la campaña por unos medios públicos plurales, independientes y veraces en Galicia

                                                         Galicia TV

Los trabajadores de la CRTVG se han sumado a la campaña de los “viernes negros” contra la manipulación informativa

Madrid 1 junio, 2018. La FAPE respalda a la Asociación de Periodistas de Santiago de Compostela (APSC), en su reclamación de la completa aplicación de la Ley aprobada hace siete años por el Parlamento de Galicia en la que se insta al “pluralismo, veracidad y accesibilidad de los medios públicos gallegos”, así como a su “independencia, veracidad y objetividad” en la información.

Dicha ley se refiere muy en concreto a la Corporación de Radio Televisión de Galicia (CRTVG)  y exige también la elección de su director general por mayoría cualificada de dos tercios en la cámara legislativa gallega.

Para la APSC “el evidente y deliberado retraso en la completa aplicación de dicha ley por la falta de voluntad e inacción del partido con mayoría absoluta en Galicia (PP),  provoca a menudo una política informativa con tintes partidistas, causando situaciones de tensión entre empresa y trabajadores”.

La última manifestación partidista, subraya la APSC,  se puso de manifiesto “con la reducción de las noticias sobre el caso Gürtel en la TVG, o la anunciada supresión de las desconexiones territoriales de la Radio Galega”.

La FAPE respalda también a la APSC en su comprensión y apoyo a la campaña de “viernes negros” tanto en la RTVE como en la CRTVG, donde parte de la plantilla se viste de negro en protesta en favor de unos medios públicos plurales, profesionales y objetivos.

La APSC se adhiere a otros pronunciamientos en favor de la puesta en marcha de organismos como el Estatuto Profesional de la CRTVG, el Consejo de Redacción, el Consejo Asesor, el Defensor de la Audiencia o el Consejo Audiovisual de Galicia, entes creados hace tiempo en otras comunidades autónomas de España, pero no en Galicia.

Por último, recuerda la APSC que los medios públicos de la Unión Europea se deben a la resolución 2000 del Consejo de Europa sobre pluralismo informativo, que  subraya que tienen como premisa básica ser “independientes del poder político y económico”.

A Asociación de Periodistas de Santiago lamenta o pasamento de Ramón Chao

Santiago, 21.05.2018.- A APSC (Asociación de Periodistas de Santiago de Compostela) lamenta a morte do xornalista vilalbés Ramón Chao, que finou en Barcelona a idade de 82 anos. Para a APSC, "Ramón Chao foi un exemplo incansable de defensa polas liberdade informativas e os principios éticos do xornalismo, durante os tempos más escuros da ditadura franquista desde a súa plataforma radiofónica de París". Chao, pai de Antoine e Manu Chao, fora promotor das emisións en galego desde Radio París e director do departamento de Linguas Ibéricas en Radio France International.

La FIP urge a los gobiernos a apoyar una proposición de un tratado pionero sobre la protección de periodistas

Bruselas, 2 de mayo de 2018. - Con motivo de la 25ª edición del Día Mundial de la Libertad de la Prensa, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha expresado que la reciente oleada de violencia contra los periodistas en el mundo es un cruel recordatorio de que no puede haber libertad de prensa cuando los periodistas viven y trabajan con miedo.

La FIP ha registrado 32 periodistas y trabajadores de medios de comunicación asesinados en lo que va de 2018, con un escalofriante índice de 2 profesionales asesinados cada semana. La FIP cree que la crisis de seguridad en los medios reclama una acción global contra la impunidad de los crímenes contra los periodistas. La Federación urge asimismo a los gobiernos de todo el mundo a que se comprometan a defender la libertad de prensa respaldando la propuesta de la FIP para un Tratado Internacional relativo a la seguridad e independencia de los periodistas y otros profesionales de los medios.

La encuesta anual que la FIP realiza a sus afiliados sobre las violaciones de los derechos y las libertades de los periodistas para conmemorar el Día Mundial de la Libertad de Prensa de este año ha revelado un alto número de casos de intimidación, ataques, encarcelamiento y asesinato de periodistas. La impunidad en este tipo de crímenes se mantiene por encima del 90%. Varios testimonios de los afiliados describen un incremento de la violencia contra los periodistas en todo el mundo desde el 3 de mayo del año pasado.

En Afganistán, 10 periodistas fueron asesinados el 30 de abril en lo que parece ser el día más mortífero para los periodistas en una década en dicho país.

En Grecia, el partido político de extrema derecha Amanecer Dorado continúa con su campaña de intimidación contra la prensa. JUADN, un afiliado de la FIP, informó sobre varios casos de violencia e intimidaciones contra periodistas y organizaciones de medios. Dos de esas intimidaciones, una de las cuales involucra al periodista deportivo Aris Asvestas y la otra a las oficinas del periódico Kathimerini en Tesalónica, fueron denunciadas por la FIP y la FEP ante la plataforma para la protección del periodismo y de la seguridad de los periodistas.

En Perú se han producido al menos 92 ataques contra periodistas, según la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP). Por primera vez en dos décadas, las amenazas de litigio se han convertido en la forma más utilizada de intimidación, superando a la violencia física. Ninguno de estos casos ha sido investigado, ha añadido la ANP.

En Somalia, cuatro periodistas fueron asesinados en 2017. The National Union of Somali Journalists (NUSOJ) informó sobre el arresto de 22 periodistas y ataques físicos a otros 8 compañeros. Dos más recibieron una sentencia de dos años de cárcel en 2018 por ¨difundir propaganda contra la nación¨. El sindicato deplora los niveles de impunidad récord que contribuyen al aumento de los ataques contra la prensa en el país.

Ante estos serios ataques contra la prensa, la FIP ha expresado la necesidad de un mecanismo que garantice la rendición de cuentas y que  su propuesta de un Tratado Internacional sobre Seguridad e Independencia de Periodistas y Otros Profesionales de Medios ofrece un camino a seguir en ese sentido.

El nuevo Tratado establecería por primera vez normas vinculantes para crear garantías específicas para periodistas y trabajadores de medios. El Tratado proporcionaría una codificación de todas las leyes aplicables incluyendo: la obligación de proteger a los periodistas contra ataques que atenten contra su vida, arrestos arbitrarios, campañas de violencia e intimidación, la obligación de protección frente a desapariciones forzadas y secuestro (por parte de agentes del Estado o bien de actores privados), así como la obligación de realizar investigaciones efectivas sobre supuestas interferencias. También intensificaría el escrutinio internacional sobre ataques contra periodistas y ayudaría a las autoridades nacionales a comprender sus obligaciones internacionales, actualmente fragmentadas en diversas disposiciones convencionales y jurisprudencias para enjuiciar a los culpables. Por último, en el contexto de un conflicto armado, obligaría a tratar a los trabajadores de medios como civiles (y por tanto, objetivos ilegítimos) y a conducir operaciones militares con las diligencias necesarias.

"No podemos celebrar el Día Mundial de la Libertad de Prensa sin pedir a los gobiernos del mundo que asuman la responsabilidad de garantizar la seguridad de nuestros colegas", ha dicho Philippe Leruth, presidente de la FIP. "La libertad de prensa implica que los  periodistas puedan trabajar sin miedo. Y abarca el derecho del público a ser informado por un medio libre e independiente. El Tratado Internacional establecería por primera vez normas vinculantes para  apoyar la seguridad de nuestros colegas en el cumplimiento del deber de informar".

"Con el devastador ataque contra nuestros colegas en Afganistán el  lunes, son 32 periodistas en total quienes perdieron la vida mientras  ejercían la profesión este año, es decir, dos periodistas asesinados  cada semana", agregó el Secretario General de la FIP, Anthony  Bellanger. "Estos asesinatos no deben quedar impunes. Es hora de  reconocer que los periodistas están expuestos a riesgos específicos  debido a su profesión y de brindarles la protección necesaria. La  Convención Internacional se encargará de eso. Instamos a los estados  miembros de la ONU a que lo adopten sin demora y asuman un compromiso  concreto con la libertad de prensa".

La FAPE reclama el desbloqueo de la reforma de RTVE

MADRID 14 DE MAYO DE 2018.        La Junta directiva de la  Federación de Asociaciones de Periodistas de España , FAPEha acordado respaldar a los trabajadores de RTVE que reclaman el levantamiento del bloqueo de la reforma que establece el sistema de elección por concurso público del presidente y de los miembros del Consejo de administración de la corporación.

Esta reforma fue aprobada por el Congreso de los Diputados el 21 de septiembre del año pasado con el respaldo de PSOE, Ciudadanos y Podemos. El Partido Popular se abstuvo.

La FAPE considera que el bloqueo de la reforma impide que RTVE recupere el pluralismo en la elección parlamentaria de sus órganos, un objetivo que debe asegurar la independencia que vienen exigiendo sus periodistas. 

La FAPE insta a los servicios jurídicos de ambas cámaras legislativas a que elaboren cuanto antes los dictámenes que les han encargado la presidenta del Congreso y la Mesa del Senado sobre las dudas planteadas por el PP acerca de la completa legalidad del mencionado concurso público.

Recordamos a los grupos parlamentarios  que, como promotores de leyes, tienen una especial responsabilidad en la defensa de unos medios públicos respetuosos con el pluralismo de la sociedad, como establece el mandato constitucional.

La FAPE siempre ha respaldado la existencia de unos medios públicos tanto estatales como autonómicos ajenos a los vaivenes políticos, con unos servicios informativos independientes, plurales y de calidad,  y con una dotación financiera suficiente para que puedan cumplir su función de servicio a los ciudadanos.

 

La FAPE alerta sobre el retroceso de la libertad de prensa en España

 

30 abril, 2018

Este retroceso tiene especial incidencia en Cataluña,  donde se ha desarrollado un clima de hostilidad hacia periodistas de medios nacionales y catalanes a consecuencia del conflicto independentista. Sectores radicales de independentistas y de ultraderecha han aprovechado la tensión que se vive en Cataluña para cometer actos vandálicos contra medios opuestos a sus tesis, intimidar a los periodistas en las redes y agredirles e insultarles durante la cobertura de las manifestaciones

 

libertad prensa dentroLa FAPE alerta del retroceso de la libertad de prensa en España, con especial incidencia en Cataluña,  donde se ha desarrollado un clima de hostilidad hacia periodistas de medios nacionales y catalanes a consecuencia del conflicto independentista.

Sectores radicales de independentistas y de ultraderecha han aprovechado la tensión que se vive en Cataluña para cometer actos vandálicos contra medios opuestos a sus tesis, vilipendiar e intimidar a los periodistas en las redes sociales,  agredir e insultar a los reporteros durante la cobertura de las manifestaciones a favor o en contra de la independencia que se han realizado en dicha comunidad autónoma.

Libertad de prensa y libertad de expresión van unidas porque para que la primera sea realmente efectiva es necesario que la segunda esté protegida, sobre todo en estos tiempos de proliferación de falsas noticias que buscan precisamente vaciar de contenido tales derechos para minar las bases de nuestra democracia mediante la desinformación y la injerencia en los procesos electorales.

Por otra parte, el mantenimiento de la llamada “ley mordaza” sigue castigando el ejercicio libre del periodismo. A lo largo de 2017,  varios periodistas y fotorreporteros han sido sancionados por la policía cuando estaban cumpliendo en espacios públicos su misión de garantizar el derecho de información de los ciudadanos.

La libertad de prensa también corre peligro cuando los periodistas están sometidos a contratos precarios, con salarios que impiden avanzar en un proyecto de vida o, mucho peor, cuando se les humilla con ofertas de empleo sin remuneración.

Los parados de larga duración, los autónomos y los falsos autónomos, los becarios y los practicantes aparecen como la parte más perjudicada por la durísima crisis que ha afectado a nuestra profesión en la última década, reflejada en la pérdida de 12.200 empleos, una destrucción de puestos de trabajo que no está cerrada.

La precariedad extiende el miedo a perder el empleo y reduce la capacidad de los periodistas para resistir las presiones. En definitiva, pierden libertad, independencia y credibilidad. Los editores y los directores de los medios están obligados a ser los primeros en defender a sus periodistas de las presiones.

La libertad de prensa y de expresión se degrada igualmente con la desigualdad salarial que sufren las periodistas y las barreras a su ascenso profesional, a las que hay que añadir las situaciones de acoso en el trabajo y por parte de las fuentes, además del difundido en las redes, que persigue silenciar su voz.

En otro de los planos negativos, los partidos políticos siguen sin tramitar definitivamente la reforma de RTVE para asegurar la pluralidad y la independencia en el ente. Una reforma que, por cierto, la FAPE demanda que se extienda a todas las cadenas públicas.

En el plano positivo, y salvo por las restricciones mencionadas, la libertad de prensa está arraigada en España, como lo demuestran las investigaciones periodísticas que han destapado varios casos de corrupción y de abusos de poder.

La FAPE, en el Día Mundial de la Libertad de Prensa,  que se celebra el 3 de mayo, plantea las siguientes demandas:

-A todos los responsables del acoso a los periodistas y a los medios en Cataluña, para que cesen la irresponsable campaña de intimidación con la que tratan de imponer sus ideas y situar como enemigos a aquellos que sostienen tesis contrarias.

-A los grupos parlamentarios, para que deroguen o reformen los artículos de la llamada “ley mordaza” que limitan el ejercicio libre del periodismo, sin respetar el derecho de información, pilar básico junto con la libertad de expresión de nuestra democracia.

-A los gobiernos, para que dejen trabajar libremente a los periodistas de los medios públicos, respetando su independencia de criterio para que puedan ofrecer una información de calidad en beneficio de los ciudadanos.  Y a los grupos parlamentarios, para que tramiten urgentemente la reforma de la ley de RTVE a fin de garantizar un servicio público plural que recupere la credibilidad entre los ciudadanos.

-A los responsables de los medios, para que tomen medidas contra la desigualdad  salarial entre hombres y mujeres, y contra los obstáculos que impiden la promoción profesional de las periodistas. Y para que actúen con inmediatez contra los casos de acoso a las periodistas en el trabajo, en las redes y por parte de las fuentes.

-A la sociedad, para que valore que una democracia es más fuerte cuantas menos trabas se  ponga a la libertad de prensa y al trabajo de los periodistas, sobre todo en una época de avalancha noticiosa que necesita más que nunca la visión de los informadores para distinguir  la verdad de la mentira.

-A los grupos parlamentarios, para que modifiquen la legislación a fin de que sea obligatoria la retribución a los becarios. La FAPE defiende que todo trabajo periodístico sea remunerado de forma digna. La precariedad salarial reduce el valor del periodismo como baluarte que es de la democracia.

-A los periodistas, para que defiendan su independencia con firmeza y apuesten por un periodismo ajeno a los poderes. También para que respeten el derecho de las personas a su propia intimidad e imagen y el principio de que toda persona es inocente mientras no se demuestre lo contrario. La información jamás debe de estar supeditada al morbo, al espectáculo y al ensañamiento. Y en los debates, los periodistas debemos contribuir a la convivencia, nunca a la radicalización.

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, la FAPE expresa su reconocimiento al  sacrificado trabajo que están haciendo los periodistas iberoamericanos, en especial en aquellos países donde defender la libertad de prensa y asegurar el derecho de información de  los ciudadanos pone en riesgo sus vidas.

En 2017,  82 periodistas o miembros de los equipos informativos fueron asesinados en el mundo, 18 de ellos en países latinoamericanos, con México (13) a la cabeza, sin que los gobiernos hayan actuado con diligencia para esclarecer los crímenes. En ese sentido, la FAPE apoya y colabora en la campaña de la Federación Internacional de Periodistas contra la impunidad.

 

search
Copyright ©2018 periodistascompostela.gal - Design by www.zanwenga.com
f t g m

Reporteros sin fronteras