A ASOCIACION DE PERIODISTAS DE SANTIAGO HOMENAXEA A BOROBÓ CUNHA EDICIÓN ESPECIAL DE “LA NOCHE” E UN ENCONTRO CON ESPECIALISTAS

A Asociación de Periodistas de Santiago de Compostela (APSC) celebrará este domingo 28 de Agosto, unha homenaxe en Pontecesures na honra de Raimundo García Domínguez, “Borobó”, prezado mestre e espello do xornalismo galego, con motivo do seu centenario e o seu decimo terceiro cabodano.

                        Como acto central, a APSC ten previsto celebrar unha mesa aberta ao coloquio no que participarán o xornalista Benxamín Vázquez; o escritor, catedrático e compoñente da “Xeración de La Noche” Gonzalo R. Mourullo; o debuxante, presidente do Club de Prensa de Ferrol e discípulo de “Borobó”, Siro López; e o xornalista e fillo do homenaxeado, Raimundo García.

            “Borobó”, que fora directivo da Asociación da Prensa compostelana (hoxe APSC) e director dos xornais“El Correo Gallego” e “La Noche”, así como columnista de numerosas publicacións, foi sempre un exemplo na defensa da liberdade de expresión e na dignidade profesional, sobre todo en tempos difíciles onde sortear a censura era, máis ca unha habelencia persoal, un risco para a propia existencia.

            Coa fin de lembrar a extensa obra e a singular figura de “Borobó”, a APSC ten preparado diversas actividades ese día, nas que destaca aedición dun número especial de “La Noche”, dedicado ao ilustre periodista que dirixiu o “Único diario de la tarde en Galicia”, desde 1959 ata 1965. Tamén se procederá a o descubrimento dunhapraca conmemorativa na casa onde vivíu, a lectura de textos e a reproducción dunha entrevista feita ao impulsor da recoñecida “Xeración de La Noche”, que formou parte das avangardas literarias da posguerra.

A APSC sinte o pasamento da compañeira Ana Viqueira

 
A APSC sinte fondamente a morte de Ana Viqueira, xornalista que faleceu onte. Compañeira en moitos trafegos do xornalismo diario, deixa un ronsel de dedicación e integridade a unha profesión que viviu intensamente. A APSC envía a mellor das apertas para a súa familia e amigos
 

Asociación de Periodistas de Santiago de Compostela

 
 

La presidenta de la FAPE pide al embajador turco la puesta en libertad de los periodistas detenidos tras el fallido golpe de ESTADO

Elsa Gonzalez ha enviado una carta a Ömer Önhon en la que le pide que traslade a su Gobierno la preocupación de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España por la situación que atraviesan los medios de comunicación y sus profesionales en Turquía

 

 

MADRID, 01 DE AGOSTO DE 2016.  La carta es la siguiente:

 

“Excmo Sr Embajador:

 

Como presidenta y responsable del más representativo y numeroso colectivo profesional de periodistas de España, que agrupa a más de 20.000 miembros, quiero por la presente manifestarle nuestra preocupación por la situación de los medios de comunicación en su país. A diario nos llegan alarmantes noticias de cierre de periódicos, emisoras de radio, canales de televisión, medios digitales, etc.., con la consiguiente pérdida de cientos de puestos de trabajo sumiendo a numerosos periodistas en una frágil situación personal, cuando no son detenidos y encarcelados por el mero hecho de ejercer su oficio.

 

Hace muchas décadas que la FAPE asumió los principios de la libertad de prensa como baluarte para la democracia y como cimiento para el desarrollo civilizado de la sociedad. Formamos parte de los órganos directivos de las Federaciones Internacional y Europea de Periodistas (IFJ, EFJ) y defendemos los mismos valores que, constatamos, no se están respetando en su país. Son numerosos los testimonios de compañeros turcos que nos piden ayuda simplemente para ejercer su trabajo en paz y libertad.

Entiendo que las situaciones políticas, por muy graves que sean, no son excusa para buscar culpables en los medios de difusión. En todo caso, y como propugnamos en España, están los tribunales para perseguir los posibles delitos contra el ordenamiento jurídico que hipotéticamente se puedan cometer desde los medios. Auspiciamos desde siempre la paz, la libertad y la democracia para su, para nosotros, muy querido país que deseamos ver entre los más avanzados del mundo en el respeto a los derechos humanos y a la libertad de prensa.

 

Es por ello que agradezco traslade a su Gobierno ésta nuestra preocupación, en la esperanza de la normalización para los medios y la puesta en libertad de los periodistas detenidos.

 

Aprovecho la ocasión para saludarle,

 

Atentamente”

 

 

“No hemos sufrido tanto como Francia, Reino Unido o Italia, donde el yihadismo ha ejecutado periodistas, pero están todavía latentes los casos de nuestros reporteros secuestrados en Siria”

Entrevista con Luís Menéndez, consejero del Comité Director de la Federación Europea de Periodistas (EFJ) y responsable de las Relaciones Internacionales de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) 

 

* México dispone de excelentes leyes de protección a los periodistas y a los medios, pero ni se cumplen ni se exigen.

 

* El asesinato de 34 compañeros en Mangindanao (Filipinas), en 2009, aún nos sigue helando la sangre.

 

MADRID, 05 DE AGOSTO DE 2016.  Tres años al frente del Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Periodistas (FIP)han incrementado la ya dilatada experiencia de Luís Menéndez (Ourense, 1959) en asuntos internacionales. Veterano periodista de viajes, conoce más de 80 países y habla cinco idiomas. Como documentalista, está especializado en el mundo anglosajón y en los países de habla portuguesa, y mantiene desde hace décadas estrechos vínculos con Latinoamérica. Desde 2008, es el responsable de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) para las Relaciones Internacionales, a su vez preside la Asociación de Periodistas de Santiago de Compostela, ciudad en la que reside.

 

El presente año 2016 está siendo decisivo para el posicionamiento de la FAPE a nivel externo, ya que a las convocatorias electorales de la FIP y la Federación Europea de Periodistas (FEP), en la que Menéndez es consejero del Comité Director, se unen los nuevos retos y amenazas a nivel global para la profesión.

 

POR NOELIA SOTO

 

-¿Cómo está posicionada la FAPE a nivel externo?

-Vamos a más. Si pensamos que hace unos años nuestra presencia no existía o era meramente testimonial, la situación ha cambiado diametralmente para bien. Nos cargamos de trabajo y ocupaciones, pero al fin se nos tiene en cuenta. Tenemos referentes históricos de compañeros que hicieron un esfuerzo increíble de voluntarismo en medio de mucha incomprensión y, a veces, hasta desdén por los asuntos internacionales.

Ahora las cosas son distintas, el entendimiento y la solidaridad son mucho mayores. Somos un equipo que trabaja coordinada, intensamente, sacrificando muchísimo tiempo personal. Y lo más importante: como organización más numerosa y representativa de los periodistas españoles, tenemos el consenso y apoyo de otras organizaciones y sindicatos. Por ello estoy muy agradecido a los compañeros de la Federación de Sindicatos de Periodistas, CCOO, UGT y ELA-Gizalan en Euzkadi, porque reconocen nuestra labor que apoyan con trabajo e iniciativas. Visualizar ante el exterior la unidad de los periodistas españoles es fundamental. Hay casos contrarios muy lamentables. He presenciado vergonzantes disputas en foros públicos, como líos internos entre organizaciones griegas, chipriotas o balcánicas. Los trapos sucios se lavan en casa.

 

-¿Qué resultados han conseguido y por qué decidió usted dejar la FIP y optar a la FEP?

Este año está siendo esencial. En la FAPE hemos conseguido consolidar y reforzar nuestros puestos en la FIP, la FEP y el Comité Internacional de Género. En los tres casos con mejores votaciones que en elecciones anteriores. Nuestro co-delegado (ya que lo compartimos con la FdS) en la FIP, el experto veterano en lides internacionales Paco Audije, fue en Angers (Francia) el candidato europeo más votado, con 189 sufragios. María Ángeles Samperio, una luchadora incansable de los derechos de los periodistas y por la igualdad, ha revalidado su puesto en el Comité Internacional de Género. En mi caso, permuté con Paco Audije el puesto de consejero de la FIP por la FEP. Forma parte de una estrategia que, estoy convencido, saldrá bien a medio plazo para nuestras posiciones. Mi reciente elección en Sarajevo (Bosnia-Herzegovina), en el Congreso Europeo, para formar parte del nuevo European Steering Committee, será un nuevo desafío.

Durante los tres próximos años trataré de aunar esfuerzos para que alemanes y nórdicos entiendan mejor a la Europa del sur. Hay una dicotomía peligrosa entre la visión a veces excesivamente contable y economicista por parte de ellos que choca con nuestro secular sentido de la solidaridad. Y no hablo sólo de dinero. Pero más allá de los cargos en la IFJ, EFJ y CdG están nuestras iniciativas en España que traspasaron fronteras, como las campañas contra las ruedas de prensa sin preguntas#nopressconferencewithoutquestion, contra el #stopworkforfree, a favor de los derechos de autor para los periodistas, de los consejos de redacción, o la ya famosa “Sin periodistas no hay periodismo, sin periodismo no hay democracia”, que llegó a América. Ahora estamos junto con la FEP en las de ·#journalismisnotacrime #setjournalistsfree, focalizadas en el gravísimo caso turco. Formamos parte del grupo de expertos del Broadcasting Expert Group (BREG) con análisis periódicos de los medios audiovisuales europeos.

 

-¿Qué retos se aproximan en los próximos tiempos para el periodismo?

Luís Menéndez en la misión de la FAPE en México

Externamente se valora muchísimo nuestra posición estratégica como país puente entre Latinoamérica, Europa y el Mundo Árabe. Necesitamos más relevancia en África y Extremo Oriente: Lo vamos a conseguir en los próximos años, estoy convencido.

Hoy hay muchos frentes que nos preocupan y ocupan. En el límite de Europa, en primer lugar, está el problema de Turquía que se agravó muchísimo después del fallido golpe de Estado del 15 de Julio. Las represalias están siendo indiscriminadas y el “sultán turco” no está dejando apenas voces críticas. Los datos, a día de hoy: más de 130 medios cerrados, 42 periodistas detenidos y 89 en proceso judicial con un pie en la cárcel. Amnisty International –con la que colaboramos- recuerda que más de 10.000 personas han sido detenidas y 45.000 han perdido su empleo. En los últimos meses he estado dos veces en Turquía e intenté visitar –acompañado de nuestros homólogos allí de las organizaciones de periodistas (la TGS y la TGC)- alguna cárcel donde son prisioneros “preventivos” docenas de compañeros. Fue imposible. Yo no dudo en calificar el régimen de Erdogán como una solapada dictadura islamista.

En todo el Este europeo la libertad de expresión corre riesgos serios. Comienza en Moscú y sigue por Kiev, Minsk, Varsovia o Budapest. Parece que los pueblos prefieren líderes fuertes que, tal vez bienintencionados al comienzo, acaban degenerando en autócratas y burlando la democracia. Son los casos de Vladimir Putin, Aleksandr Lukashenko o Viktor Orban. Las primeras víctimas: la dis

idencia y los medios de comunicación.

 

-Supongo que Latinoamérica ocupará un lugar especial en la estrategia exterior de la FAPE.

-Trabajamos, como imaginará, estrechamente con nuestros amigos latinoamericanos. Ellos depositan en nosotros, como latinos, españoles y europeos, una enorme confianza, que debemos saber administrar. El reciente convenio firm

ado entre la FAPE y la FEPALC (Federacion de Periodistas de America Latina y Caribe) es una buena muestra de ello. Con frecuencia nos piden, incluso, que ejerzamos de árbitros para sus disputas internas. Y apuntalamos sus campañas que, con nuestra firma, tienen un gran calado en sus países. Nuestra máxima preocupación es México, dond

e la impunidad se lleva por delante centenares de víctimas, como si de un país en guerra de tratase. Conocemos in situ bien el caso. La FAPE presentó un informe, transparente y durísimo a la vez, en la reunión internacional de la FIP en Londres el pasado año. Disponen de excelentes leyes, pero ni se cumplen ni se exigen. Peña Nieto nos aseguró que tomaría medidas pero el tiempo pasa y no vemos que se avance.

Algo semejante sucede en Guatemala, con el agravante de que las organizaciones de periodistas son muy débiles, casi inexistentes. Por supuesto estamos encima de la situación en Venezuela y muy a la expectativa de lo que pueda suceder en Cuba a partir del presente “deshielo”. En ambos países las autoridades apresan ciudadanos por “delitos de opinión”. Intolerable. Luego están los problemas –básicamente de índole laboral, aunque también de amenazas- de Argentina, Brasil, Perú o Colombia.

 

"Las primaveras árabes han dejado muchos daños colaterales y las autocracias derivadas de los movimientos revolucionarios –caso egipcio o yemení- se han ensañado con la prensa"

 

-Otro lugar próximo es el Magreb

Contamos siempre con el apoyo de los compañeros que capitanea el buen amigo marroquí Younes Majhed, vicepresidentesenior de la FIP. Las primaveras árabes han dejado muchos daños colaterales y las autocracias derivadas de los movimientos revolucionarios –caso egipcio o yemení- se han ensañado con la prensa. Ni que decir tiene que los países con conflictos bélicos (Irak, Siria, Afganistán) aportan crisis permanentes. No hemos sufrido tanto como Francia, Reino Unido o Italia, donde elyihadismo ha ejecutado periodistas, pero están todavía latentes los casos de nuestros reporteros secuestrados, felizmente liberados después de angustiosos meses de espera y negociación, por no comentar los lacerantes casos de José Couso y Julio Anguita Parrado, asesinados en la guerra de Irak.

Es verdad que tenemos menos presencia en el África Subsahariana y en la región Asia-Pacífico. Necesitamos más relevancia: lo vamos a conseguir. Pakistán es el lugar más problemático y el PFUJ (Sindicato Federal Pakistaní de Periodistas) sabe que nos tiene siempre a su lado, cada vez que hay un crimen o cualquier problema. No olvidamos, por último, un país tan lejano y tan próximo a la vez como Filipinas, que ostenta el triste récord de la mayor tragedia mundial contra los periodistas: El asesinato a sangre fría de 34 compañeros en Mangindanao, en 2009, aún nos sigue helando la sangre.

 

 

*Para más información o contacto con Luís Menéndez: Este enderezo de correo está a ser protexido dos robots de correo lixo. Precisa activar o JavaScript para velo.

 

La FAPE manifiesta su preocupación ante la situación de los periodistas turcos

MADRID, 29 DE JULIO DE 2016.  La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) quiere hacer pública su preocupación y repulsa ante la situación por la que atraviesan nuestros colegas en Turquía, donde 42 profesionales de la información han sido detenidos y 130 medios de comunicación clausurados, como parte de las medidas represivas adoptadas por el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan, al amparo del Estado de emergencia decretado tras el fallido golpe militar del 15 de julio.

 

Hasta el momento, 89 periodistas han sido acusados por el Gobierno turco de colaborar con el golpe de Estado. De ellos, 47están a la espera de que se hagan efectivas las órdenes de detención dictadas en su contra. Ante estos hechos, la presidenta de la FAPE, Elsa González, va a hacer llegar una carta al embajador turco en España, Ömer Önhon, expresando el malestar de la Federación ante lo que empieza a parecer una descarada purga de medios de comunicación críticos con el régimen y de los profesionales que trabajan para ellos.

 

La FAPE recuerda al Gobierno turco que el respeto al derecho de información es irrenunciable para cualquier estado democrático, y le exige el fin de las detenciones de periodistas y la puesta en libertad de los 42 ya detenidos y la reapertura de los medios clausurados. En este sentido, la Federación comparte la advertencia de Amnistía Internacional, cuando afirma que, a la hora de detener a periodistas, el Gobierno de Erdogan  no está haciendo distinciones entre actos delictivos y críticas legítimas.

 

La Federación española se une a las federaciones Internacional y Europea de Periodistas en la recomendación a sus integrantes para que firmen y compartan  la petición para poner fin a la represión de los derechos humanos realizada por Amnistía Internacional y recuerda que más de 10.000 personas han sido detenidas y más de 45.000 han sido suspendidas de empleo o despedidas desde el intento de golpe. Así mismo, la FAPE sugiere a sus más de 20.000 miembros que apoyen, en sus posibilidades, al Fondo de Solidaridad (Safety Fund) con ingresos que sirvan para paliar la situación de los numerosos colegas turcos que han perdido su trabajo (la cuenta bancaria es BE64 2100 7857 0052, código swift GEBABEBB, comunicación “Solidaridad Turquía”).

 

Desde la FAPE se está manteniendo un permanente contacto con los periodistas y los dirigentes de sus organizaciones en Turquía (TGS y TGC), de la misma manera que desde la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y la Federación Europea de Periodistas (FEP) existe un continuo diálogo con la Unión Europea, el Consejo de Europa y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, así como con las plataformas de defensa de la libertad de prensa en todo el mundo.


search
Copyright ©2018 periodistascompostela.gal - Design by www.zanwenga.com
f t g m

Reporteros sin fronteras